Según la Plataforma del Plan de Protección de Alquiler, el perfil de inquilino moroso, es en mayor medida, español, varón, con una edad comprendida entre 35 y 40 años y con ingresos inferiores a los 1.500 euros. En realidad, hay grandes profesionales que se dedican a los impagos en el alquiler de manera casi exclusiva.

Además sin dejar ningún tipo de rastro que les pueda delatar. Y aunque no hay uniformidad y esta circunstancia pueda darse desde cualquier perfil, en Vivienda Capital os aconsejamos siempre acudir a a una Agencia Inmobiliaria de Confianza que esté adherida a esta plataforma para así evitar sorpresas.

Cómo prevenir los impagos en el alquiler de tu vivienda

Hay dos conceptos importantes para medir el grado de posible morosidad cuando buscas alquilar tu vivienda en Madrid:

La solvencia y la fiabilidad

La primera es cuando sabemos que el inquilino puede pagar porque tiene recursos suficientes, y la segunda, cuando creemos que quiere hacerlo y que por lo tanto existe buena fe e intencionalidad de hacerlo. Son dos parámetros que nos hacen valorar si ese posible inquilino es o no de confiar.

A simple vista la fiabilidad parece un término más subjetivo, sin embargo es posible analizar ciertos datos como los ficheros de impagos y los de morosos (FIM) que te informan sobre si ese inquilino alguna vez ha sido desahuciado con anterioridad.

Pero ¿qué pasa si todo lo anterior falla y el inquilino deja de pagar? ¿Cómo tiene que actuar el propietario?

Una cosa es retrasarse en el pago unos días, y otra muy distinta dejar de pagar más de un mes el alquiler. Si el supuesto que se produce es el segundo, lo mejor será interponer una demanda lo antes posible. Recuperar la casa y cobrar todos los meses que se deban lo antes posible es la prioridad.

En cualquier caso, lo más indicado será adoptar medidas preventivas: Fianzas, avales bancarios, avales privados y/o seguros de impago.

Confíe la gestión del alquiler de su vivienda en Madrid a Servicios Inmobiliarios Vivienda Capital, le asesoraremos para que pueda tomar las mejores decisiones.

Comparte:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email