Ahorrar para comprar una casa en Madrid supone, con casi total seguridad, la mayor inversión de nuestra vida. Y aunque en la gran mayoría de los casos se solicite una hipoteca para llevarla a cabo, la cantidad inicial suele ser considerable. En realidad, se recomienda disponer de entre el 20% y el 30% del coste de la vivienda para hacer frente a este trámite.

Por ello en Vivienda Capital, tu Agencia Inmobiliaria en Madrid, te proponemos estas 6 estrategias para planificar la compra de tu casa. No te las pierdas y haz tu sueño realidad al fin!

Cómo ahorrar para comprar casa. 6 estrategias fáciles para planificar la compra de tu vivienda

Tomar las mejores decisiones para el ahorro es posible.

Analiza tu nivel de control sobre tus gastos diarios con una buena educación financiera y con la concienciación e interiorización de una serie de hábitos positivos para conseguir ahorrar mes a mes y lograr el sueño de comprar tu casa.

6 Consejos prácticos y fáciles de llevar a cabo para conseguir nuestro objetivo:

  • Primero Crea un objetivo:

Como hemos comentado al principio, se recomienda disponer del 20% ó el 30% del coste de la vivienda. Este dinero se utilizará para  pagar impuestos, el contrato de arras y la comisión de apertura de la hipoteca en el caso de que esta no sea del 100%.

Una vez hayamos establecido cuál es el importe de ese 20% ó 30% podremos determinar al mes, según el tiempo en el que queramos conseguirlo y dentro de nuestras posibilidades, una cantidad fija para ir ahorrando.

  • Separa los ahorros:

Crea una cuenta de ahorro específica para la compra de tu vivienda e ingresa la cantidad con la que te hayas comprometido en el mismo momento en el que cobres tu nómina. Evitarás tentaciones. Por otro lado, los expertos recomiendan que tengas en tu cuenta corriente al menos lo equivalente a los gastos de al menos 6 meses. De este modo podrás cubrir imprevistos.

  • AHORRA:

Analiza tus hábitos de compra y tus gastos fijos. ¿Realmente necesitas todo lo que estás consumiendo? Netflix, HBO, Amazon Prime, Spotify, etc… ¿O crees que podrías prescindir de algo? ¿Y qué me dices de esas compras por impulso de las que al final no has sacado todo el partido ¡o ninguno! porque aún siguen en el armario sin estrenar? Al final de año, esos pequeños o grandes gastos diarios, pueden suponer un auténtico dineral.

Para que te hagas una idea, un “pequeño” gasto de 3 euros al día (que a priori puede considerarse una cantidad totalmente asumible) al año suponen más de 1000 euros. Increíble ¿verdad? Imagínate todo lo que podrías ahorrar realizando pequeños cambios de hábitos que realmente no te supondrán tanto esfuerzo.

  • Establece presupuestos:

Comida, ropa, ocio…Fija una cantidad que esté ajustada a la causa y comprométete con ella. Una idea es meter el dinero que te hayas propuesto en un sobre para no tirar ilimitadamente de la tarjeta y adaptarte a ese presupuesto prefijado.

  • Evita las deudas. Evita pagar a plazos:

Financiar tus compras, supone un gasto mayor debido al porcentaje de intereses que incrementa la cuota de tu compra. Es preferible pagar, si te lo puedes permitir, a toca teja, o posponer el consumo para cuando hayas reunido el dinero.

  • Invierte tu tiempo en Educación financiera:

Una buena educación financiera, te ayudará a controlar los gastos diarios y a desarrollar otras habilidades como el autocontrol, la constancia o el sentido común.

Ahorrar puede suponerte multitud de beneficios a parte de los evidentes. Tranquilidad, libertad, satisfacción o crecimiento son sólo alguno de ellos.

Comparte:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email